Volver al blog

Alimentos que guardas en la nevera y se mantienen mejor en el exterior

Al pensar en conservar comida lo primero que nos suele venir a la mente es meterla en la nevera. Sin embargo, a ciertos alimentos la nevera no les sienta nada bien y por eso es mejor tenerlos en el exterior. A continuación te explicamos cuáles son esos alimentos. ¡Presta atención!

Lista de alimentos que no se deben guardar en la nevera

Los principales alimentos que solemos guardar en la nevera cuando en realidad se mantienen mejor a temperatura ambiente son:

  • Frutas tropicales: la piña, el melocotón, los plátanos… son frutas que crecen en ambiente cálidos, por lo que si las metes en la nevera perderán nutrientes y se estropearán más rápido.
  • El melón y la sandía: seguro que te sorprende, pero al melón y la sandía el frío les sienta muy mal porque les hace perder las propiedades antioxidantes, el sabor y la consistencia. Así que es mejor tenerlos en el exterior y, si te gustan fresquitos, meterlos en la nevera solo un ratito antes de comerlos.
  • Cítricos: las naranjas, las mandarinas, los limones… son alimentos que no soportan la humedad. Por eso es preferible dejarlos fuera de la nevera, donde estarán bien secos y no se harán malos.
  • Pan: a veces metemos el pan en la nevera pensando que así nos durará más tiempo, pero lo cierto es que el frío hace que se seque y se estropee más deprisa. Si deseas conservarlo es mejor que lo congeles.
  • Ajos y cebollas: al igual que los cítricos, los ajos y las cebollas necesitan estar en ambientes oscuros y secos para conservarse bien. Lo adecuado es tener los ajos en un recipiente cerámico tapado y ventilado y las cebollas, dentro de una malla.
  • Patatas: a las patatas no les gusta nada la nevera porque el frío hace que el almidón se convierta en azúcar más rápido, con lo que se hacen malas antes. Igual que las cebollas, la mejor manera de tenerlas es dentro de una malla.
  • Jamón serrano y queso curado: por último está el jamón serrano y el queso curado. La verdad es que la nevera no hace que se estropeen antes, pero sí les cambia el sabor, la textura y el aroma. Así que para mantenerlos tan deliciosos como siempre, es mejor tener el queso en una quesera a temperatura ambiente y el jamón envasado al vacío en paquetitos o en una fiambrera hermética.


Ahora que ya sabes qué alimentos se mantienen mejor fuera de la nevera ¡podrás conservarlos mejor y por más tiempo!

Últimos artículos